El Vilosell

Es un municipio de relieve variado, con pinares y encinas, a unos 3 km de la sierra de la Llena. La población, de 185 habitantes, aumenta durante el verano.

Se trata de un pueblo con calles empedradas y envuelto de un marco paisajístico muy atractivo.

En el pueblo se conservan algunos restos del antiguo castillo, un portal románico y una iglesia parroquial barroca, dedicada a santa María, que en la actualidad se compone de una única nave que acoge la capilla del Santísimo y el baptisterio.

Hay una cruz gótica de piedra del siglo XIV delante de la Ermita de San Sebastián, y la Ermita barroca de Sant Miquel de la Tosca se encuentra en un lugar llamado les Fontetes.