Con 307 habitantes y una extensión de 17,37 km2, el término municipal de Bellaguarda es ideal para la práctica de la caza.

La Iglesia, situada en la plaza Major, dedicada a san Antonio Abad y de origen gótico, tiene una bella portalada en la fachada. La nave interior, que es de línea neoclásica, data del siglo XVIII.

En la plaza Major hay una cruz gótica que ha sido restaurada y también un espléndido mirador desde el cual se aprecia una vista de la huerta de Lleida y los contrafuertes del Pirineo.

Los alrededores del municipio son muy adecuados para pasear en bicicleta.