Con 958 habitantes y una extensión de 65 km2, cultiva principalmente almendros y olivos en el secano y frutales en la parte del regadío.

Conserva las ruinas del castillo y del mosaico de piedras. En el Liber feudorum maior, el año 1033 aparece el castillo de esta villa con el nombre Castrum Assinos, de donde deriva el actual nombre de Castelldans.

El pavimento de una de las zonas interiores del antiguo castillo del pueblo fue descubierto hace pocos años. Este castillo, del que solo quedan la cima pelada de vegetación y restos de sus cimientos, constituye un punto importante en la época islámica, un lugar defensivo de primer orden de la Conquista cristiana.

La iglesia de la Mare de Déu de l’Assumpció, de fachada renacentista y campanario de torre cuadrada, conserva en su interior una imagen de piedra policromada de la virgen con el niño del siglo XV, la cual antiguamente había presidido un antiguo retablo gótico con escenas de la vida de María.

En el acceso de la rectoria se podía apreciar el escudo de los monjes cartujanos de Scala Dei, de los cuales aún quedan motivos en la antigua calle de los Frares, donde algunas fachadas de las cases tienen las fechas de construcción, todas de la primera mitad del siglo XVII. En el otro lado de la calle se conservan aún las arcadas, restos de la antigua bodega cenobial cartujana.

El año 1954 los jóvenes de acción católica de Castelldans juntamente con el sacerdote y la colaboración de todo el pueblo, emprendieron la construcción de una ermita dedicada a la virgen de Montserrat para conmemorar el año santo mariano.

En los alrededores se plantaron pinos y se hicieron mesas y fuegos para que los visitantes del lugar pudieran encontrar un lugar adecuado para hacer una comida o merienda.

Entre Melons y Bessons hay un espacio de gran valor natural (15, 05 km2). Castelldans supera las 3.000 ha de caza.

El municipio dispone de unas piscinas municipales descubiertas.