Está habitado por 287 personas que viven en un monte o colina que da nombre al municipio. A una altitud de 334 metros, su municipio tiene una extensión de 9, 86 km2.

En medio de la población se encuentra el castillo-palacio de Puiggròs, del. s. XV, del que se conservan algunos muros con ventanales góticos y portales dovelados con las armas de los señores.

La Iglesia Parroquial de Santa Maria, rehecha en el s. XVII, de bonita y austera fachada, presenta un campanario de torre cuadrada.

Las calles se agrupan alrededor del castillo, donde podemos encontrar el Portal que cerraba la «vila closa» y desde donde hay unas magnificas vistas.